Eddie Van Halen murió este martes a los 65 años. Foto: Reuters.


Eddie Van Halen, considerado uno de los mejores guitarristas de rock de todos los tiempos, murió este martes a los 65 años. 

El holandés-estadounidense cofundador y guitarrista principal de Van Halen sufría de cáncer de garganta. 

La banda fue un gran éxito comercial a finales de los 70 y 80. Su sencillo "Jump", del álbum 1984, recibió un gran reconocimiento y fue el único que llevó a la banda al número uno en las listas de Estados Unidos. 

El destacado artista había sido ingresado en un hospital en Santa Monica y al momento de su muerte estuvo acompañado de su esposa, Janie. 

Desafortunadamente, el cáncer de garganta se había trasladado a su cerebro y otros órganos, por lo que su diagnóstico era irreversible. 

Eddie Van Halen llevaba más de una década enfrentando a la enfermedad. En 2019 tuvo varias idas y venidas al hospital. En noviembre pasado sufrió problemas intestinales y recientemente se realizó una quimioterapia. 

Durante los últimos 5 años, el guitarrista pasaba entre Estados Unidos y Alemania para recibir tratamiento. 

De todas formas, continuó tocando en vivo. 

Su hijo Wolfgang, reclutado como bajista por Van Halen en el 2006, escribió un sentido mensaje en Twitter despidiendo a su padre. 
"No puedo creer que esté escribiendo esto, pero mi padre perdió su larga y ardua batalla contra el cáncer esta mañana. El fue el mejor padre del que podría estar hablando. Cada momento que compartí con él dentro y fuera del escenario fue un regalo. Mi corazón está roto y no sé si en algún momento podré reponerme de esta pérdida. Te amo mucho, Pop", expresó el músico de 29 años. 

 Vía BBC Mundo / T13