viernes, 13 de mayo de 2016

No era «Para Elisa»

La famosísima bagatela para piano de Ludwig van Beethoven, conocida como «Para Elisa» (Für Elise) debe el nombre a la confusión del musicólogo Ludwig Nohl, quien descubre la partitura y decide publicarla. El documento en mal estado, hace su lectura muy difícil, por lo que Nohl en la dedicatoria manuscrita lee «für» es decir «para» y en el nombre distingue las últimas letras «se», sin conseguir descifrar el principio. Debió pensar en Elisa, antes que en Teresa y lo mandó a imprimir «Para Elisa».

Beethoven conoció a Teresa Malfatti, la famosa «Para Elisa», nacida en 1792. Pasó como un relámpago por su vida, sin embargo el encuentro quedó inmortalizado a través de la obra de piano, una de las más célebres del compositor.

Fuente: selectatv.com, elimparcial.es

Publicar un comentario